fbpx

Al consumir Café Huitzi apoyas el crecimiento económico de 1800 familias productoras de café en Huitzilan de Serdán y fortaleces el desarrollo tecnológico del cultivo en México.

 

Huitzilan de Serdán

HISTORIA HUITZILAN

El municipio de Huitzilan de Serdán es uno de los 217 municipios que conforman el estado de Puebla.

La palabra Huitzilan tiene su origen en las dicciones mexicas, “huitzitzillin”, chupamirto o colibrí y “la” o “lan”, abundancia o cerca y significan: “lugar abundante en chupamirtos” o “cerca de los chupamirtos”

La fundación del municipio se remonta a la época prehispánica por los grupos Totonacas y Nahuas. Para fines del siglo XIX pertenecía al antiguo distrito de Tetela y en el año de 1895 figura como municipio libre. En el año de 1824 era pueblo de Zacapoaxtla.

CAFÉ HUITZI EN HUITZILAN

La producción de café cereza en nuestro país se obtiene en 11 entidades. En 2019, el volumen nacional fue de 910 mil toneladas; 6.7% más que el año previo, con un rendimiento promedio de 1.44 ton/ha. Los principales estados productores fueron: Chiapas (representando el 40.4% de las toneladas totales producidas), Veracruz (24%), Puebla (16.9%) y Oaxaca (8.3%). Otras 10 entidades aportaron el 10.4% restante. Es interesante saber que, del 2018 al 2019, el estado de Puebla aumentó su participación en la producción nacional de café cereza.

Huitzilan de Serdán, nace siendo un municipio cafeticultor y siempre ha estado entre los primeros 15 de los 54 municipios poblanos en donde se practica la siembra y cultivo del café. De acuerdo con SIAP, en 2019, se colocó como el séptimo mayor productor de café en el estado, con un total de 1,798 toneladas cosechadas, es decir, casi el 4% del total producido en todo el estado (45,835 toneladas).


INICIO DE CAFÉ HUITZI

Los productores de este municipio han sufrido muchas de las restricciones que enfrentan los agricultores de otras zonas: falta de apoyo oficial, insumos caros, falta de asesoría técnica, precios del grano tan bajos que no compensan la inversión, etc.

Los primeros intentos por mejorar la suerte de los indígenas nahuas, productores del aromático, se remontan al año de 1984, tiempo en el que aún no entraba en crisis total la cafeticultura. Un grupo de visionarios y valientes indígenas de la cabecera municipal comenzaron a dar los primeros pasos para organizarse y, entre otras cosas, enfrentar los problemas asociados con la producción del café.

Llega la década más devastadora para el aromático (1990-2000) y los productores de Huitzilan insisten en enfrentar la problemática. Para 1997 conforman una de las cooperativas más grandes de la región: UNIDOS POR HUITZILAN. Así organizados, lograron importantes avances en infraestructura y financiamientos para acopio y producción.

Pero la actividad de la cooperativa decayó una vez más por problemas de mercado y porque, más que nunca, el precio fluctuaba en función de los movimientos de la bolsa de valores de Nueva York. De cualquier forma, NO SE DEJA DE INSISTIR y para el año el año 2014-2015 se inicia una nueva etapa para los productores: se funda nuevamente la cooperativa, pero ahora bajo el nombre de UNIDOS POR CAFÉ HUITZI. En el nombre se intenta mostrar uno de los principales propósitos de esta nueva empresa: UNIR A TODOS LOS ACTORES QUE TIENEN QUE VER CON LA PRODUCCIÓN DEL CAFÉ (productores, gobierno, proveedores, técnicos, comercializadores y demás prestadores de servicios), para que la nueva cooperativa desarrolle todos los eslabones de la cadena productiva y por esta vía darle mayor valor al producto de la región.

CAFÉ HUITZI ACTUALMENTE

Con esa y otras iniciativas, en los últimos años, la cafeticultura de la zona se ha visto beneficiada: gestionamos apoyos gubernamentales para adquisición de planta (se han integrado 2,000 hectáreas más a la producción), se otorgaron insumos y técnicos de Pro Café han visitado a los productores. La cooperativa, por su parte, ha invertido en la construcción de un vivero y banco de germoplasma donde se generan semillas de 8 variedades, cuatro de ellas ya certificadas por el SNICS.

También se ha invertido en infraestructura, innovación de tecnologías, estudios de nutrición, capacitaciones para los trabajos de cosecha y post cosecha, así como en la catación y torrefacción tanto en beneficio húmedo y seco. Es así como desde planta en el vivero, pasando por la cosecha de los sembradíos, los procesos en el beneficio húmedo, beneficio seco y planta de tostado, así como el servicio final en las cafeterías, estamos logrando dar al café huizilteco valor agregado y con ello un beneficio económico para el productor.